Retina y Vitreo

RETINA
La retina es el tejido que recubre la parte interna y posterior del ojo. Los rayos de luz, luego de atravesar la córnea y el cristalino se enfocan en la retina y ésta los convierte en impulsos eléctricos que viajan al cerebro a través del nervio óptico, donde se interpretan como las imágenes que vemos.

Vitreo

El vítreo es un gel transparente que rellena la cavidad posterior del ojo y está unido a la retina. Muchas veces puede proyectar sombras sobre la retina que el paciente ve como pequeños puntos o moscas, más frecuentemente al mirar un fondo claro, llamados flotadores vítreos. También este gel puede “soltarse” de la retina, tironeando de la misma y provocar la aparición de luces intermitentes llamadas fotopsias. Este desprendimiento vítreo es más frecuente en personas de edad avanzada y en ojos miopes, y en general no genera mayor complicación. 

En ocasiones, la separación de este gel vítreo de la superficie retinal puede provocar lesiones (desgarros retinales) que puede desencadenar un desprendimiento de retina.

Desprendimiento de retina

Se llama desprendimiento de retina a la separación de la retina de la parte posterior del ojo. Cuando esto ocurre la misma no funciona, el paciente ve una mancha negra, y si no se repara mediante una intervención quirúrgica, conduce a la ceguera.

Síntomas

  • Mancha negra similar a una cortina que avanza a medida que sigue avanzando el cuadro (que sigue desprendiéndose la retina). 
  • No presenta dolor
  • Muchas veces acompañado de pequeñas manchas negras (flotadores vítreos) y/o destellos de luz (fotopsias)

Tratamiento

  • El médico oftalmólogo evaluará el tipo de cirugía de acuerdo a cada caso en particular:
    • Láser
    • Crioterapia
    • Cerclaje escleral
    • Vitrectomía con colocación de gas o aceite de silicón
Abrir chat