Maculopatía

La mácula es una zona pequeña pero importante de la retina que nos da la visión central y es necesaria para ver con claridad los detalles de los objetos y la visión de los colores. Cualquier afección que comprometa la estructura de la mácula es llamada maculopatía.
Hay diferentes causas de lesión en la mácula (maculopatía). Las más frecuentes son: maculopatía asociada a la edad (en su forma seca o húmeda), maculopatía traccional (membranas que arrugan y deforman la mácula), maculopatía traumática, maculopatía diabética, etc.

Degeneración macular relacionada con la edad

Es una afección muy frecuente que se presenta en personas de edad avanzada.

Existen dos formas de presentación:

  • Maculopatía SECA: se produce un adelgazamiento o atrofia de la mácula que progresa lentamente y lleva a una pérdida de la visión central. No tiene tratamiento.
  • Maculopatía HÚMEDA: se produce como consecuencia del crecimiento de vasos anormales por debajo de la retina y acumulación de líquido que, sin tratamiento, llevan a la formación de cicatrices que comprometen la visión central en forma severa. Es menos frecuente que la maculopatía seca pero mucho más grave.

Síntomas

  • Distorsión de la visión central (pueden verse curvas las líneas de los azulejos)
  • Disminución de la visión central
  • Mancha negra en el centro de la visión con conservación de la visión periférica

Tratamiento

  • La maculopatia seca no tiene tratamiento pero es necesario el control oftalmológico frecuente. 
  • La maculopatía húmeda se trata con inyecciones intraoculares de medicamentos que inhiben la formación de los vasos anómalos y eliminan el líquido acumulado en la zona. Al ser una enfermedad degenerativa, suelen ser tratamientos que necesitan control y seguimiento durante varios años. 
Abrir chat